• APNL

LAS NUEVAS TECNOLOGIAS Y LA INTERVENCION PSICOLOGICA A PACIENTES EN CRISIS.

Por Edna García



Hoy en día dado la situación que enfrentamos, ante los riesgos a la salud a consecuencia del COVID-19 quienes estamos dedicados a la atención psicológica en el ámbito terapéutico nos hemos enfrentado a diversos retos profesionales, entre ellos adaptarnos a las diferentes modalidades de trabajo, ya no contamos única y exclusivamente con el setting terapéutico, si no que hemos tenido que realizar intervenciones ya sea por llamada o video llamada, más de una vez, con el objeto de contener y poder orientar a la persona en crisis pero ¿Y cómo le hacemos? ¿Qué se tiene que hacer? ¿Qué es importante que le haga saber a mi paciente? Te cuento que a finales del decenio de 1950 con la finalidad de prevención al suicidio el Centro de Prevención del Suicidio de los Ángeles, y quien fue acreditado como el primero en desarrollar técnicas de cómo utilizar el teléfono para salvar vidas, realizaron diversos estudios con respecto a la orientación por teléfono y los servicios de canalización, concluyendo que la disponibilidad de los servicios telefónicos para crisis puede tener un impacto considerable en la reducción en las tasas de suicidio. Por lo que entonces es importante reconocer que la orientación psicológica empleando los medios tecnológicos es igual de importante y necesaria que el estar frente a frente con él o la paciente. Para ello dicha técnica y la cual se apoya exclusivamente en las palabras que se hablan entre el asistente y quien llama y como se hablan, toma lugar sin beneficio de las señales no verbales. Te comparto que cuando se utilice el modelo para la intervención por teléfono tenemos que tomar en cuenta, las siguientes consideraciones:


  • Realización del contacto psicológico: es necesario crear un aire de calma y comience a reemplazar su agitación y confusión, hay que emplear tono de voz tranquilizante y relajante cuidando que lo que se dice y como se dice. Contesta la llamada con habla atenta, calmada y controlada. Analizar los silencios. “Tómese su tiempo y hablé cuando esté listo. Escuchar los hechos y los sentimientos, y hacer uso de aseveraciones reflexivas.


  • Análisis de las dimensiones del problema: Existe de manera usual poca información de quien llama, por lo que es importante apoyarse en la descripción narrativa del usuario, (Exploración a través del modelo CASIC) realizando preguntas abiertas, no amenazante y con el potencial de deducir información acerca de las dimensiones del problema.


  • Exploración de posible soluciones: Quienes llaman con frecuencia es quienes han agotado sus recursos personales y sociales, (Caplan 1964, Speer, 1976) o bien que aquellos que están disponibles para ellos (familia) no comprenden o por alguna razón no deberían estar implicados en el problema, por lo tanto un contacto telefónico proporciona una excelente oportunidad para que el orientador pregunte acerca de las varias vías que el usuario del servicio ha intentado analizar. Creando asi direcciones potenciales como sea posible, con el fin de actuar sobre las necesidades urgentes.


  • Asistencia para realizar la acción concreta: El orientador puede implicar a otras partes de la familia o amigos en las crisis del usuario. Si el riesgo de mortalidad es bajo y si el usuario se presenta capaz de tomar acuerdos, el orientar designa su energía en solicitarle que realice tal acción.


  • Seguimiento: “YO TENGO INTERÉS EN USTED Y QUIERO SABER COMO SE ESTAN DESARROLLANDO LAS COSAS, ¿PODRIA YO LLAMARLE DE NUEVO, O PODRA USTED LLAMARME AQUÍ?”. Se podía respetar la confidencialidad si quien llama proporciona un horario para que se le llame Existen pocos estudios que han investigado la relación entre el proceso de la orientación por teléfono (lo que sucede durante la llamada) asi como se sabe muy poco el impacto que la orientación telefónica tiene en como resuelven sus crisis quien llaman. El reto de futuro será llevar a cabo estudios que enlacen el proceso y resultado, que pulan la comprensión de los elementos clave en la orientación telefónica efectiva. Reiterando la necesidad de adaptar e implementar nuevas estrategias que encaminen al paciente a estructurarse y a que recupere su funcionalidad y pueda afrontar la situación que le motivo la crisis, en nivel emocional, conductual y racional.



Bibliografía: Bluementhal y otros 1976 y Slaikeu, 1979

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo