• APNL

Mujeres… ¿Cómo funciona mi estado de ánimo, en la cuarentena?

Por Karen Mendo

M 210

Cómo profesionales de la salud mental, estamos muy interesados en el bienestar emocional del ser humano, en está ocasión solo me enfocaré en un apartado sumamente interesante, ¿Cómo nos estamos adaptando ante está cuarentena?, ¿cómo me doy cuenta, si mi estado de ánimo es mi mejor aliado?, o si mi estado de ánimo me está metiendo en conflictos existenciales, Te voy a platicar de 3 etapas que estamos presentando la mayor parte del país, ya sea porque te toco pasar la cuarentena sola, alejada de tus familiares y seres queridos, ya sea con tu esposo, pareja e hijos. La incógnita seria, ¿mi estado de ánimo “aflojerado o poco motivador” en verdad se transformó por la cuarentena?, o es algo con lo que me había adaptado a vivir y no he prestado demasiada atención por estar ocupada en mi rutina diaria.

La primera etapa la llamaré estimulación mayor de pensamientos, en esta etapa entramos en un proceso de reposo, tanto físico, como emocional, pausamos todo lo que nos causaba un estrés elevado, como lo es el trabajo, el tráfico, las actividades domésticas, la presión que te dicta la sociedad, ya sean roles de esposa, o roles de soltera, roles de tener una actividad física, entre otras.

Está primer etapa se manifiesta por un placer excesivo, nuestros pensamientos son todos positivos, es decir; comenzamos a indagar en redes sociales o páginas de internet, que cursos puedo tomar, aprender a cocinar, a tomar un nuevo taller, ya sea de cocina, maquillaje, guardamos páginas de ejercicio, comida saludable, comenzamos a pedir recomendaciones sobre libros para leer, imaginas como pasar más tiempo en familia, piensas en tener más intimidad con tu pareja, ya que no te tienes que levantar temprano al siguiente día, u alguna otra actividad que considerabas pendiente a “falta de tiempo”. Ojo, esto solo existe a nivel pensamiento o “imaginativo”.


La segunda etapa, se denomina “exceso de ocio”, esta etapa es la más difícil y complicada, se manifiestan índices de ansiedad, falta de motivación, insomnio, o depresión, ¿a qué se debe?, resulta que en las páginas sociales, en las televisoras, incluso la misma sociedad, demanda un perfil, pensando en que tienes todo el tiempo del mundo para que realices miles de actividades, que por supuesto tu misma te planeaste, todo lo que te imaginaste qué harías durante la cuarentena (leer párrafo anterior etapa 1). Descubres que ya paso 1 semana, has llegado a los 15 días y no has logrado leer una sola página de un libro, que has perdido las anotaciones de las recetas, que terminaste toda una serie en cuestión de horas, andas en calzoncillos y encerrada en tu cuarto, durmiendo 2 veces al día, que sigues sin aprender un nuevo idioma, o como maquillarte, eres menos paciente con tus hijos, posiblemente estés pensando en un divorcio, solo te levantas a checar asuntos del trabajo, que por supuesto son cosas obligatorias, y del ejercicio ni hablamos, viene una revolución en tu mente y aparece la culpa, es decir comienzas a ser dura contigo misma, tu mente lo relaciona como “fracaso”, y es por eso que se comienza la sintomatología sobre tu estado de ánimo no favorable.


En la tercer etapa viene la adaptación, quiero que descubras que la mayor parte del tiempo te has sentido con tu estado de ánimo cabizbajo, que la falta de motivación te asecha la mayor parte del tiempo, que la preocupación por tu futuro o el futuro de tus hijos, siempre ha estado ahí en tu mente y es la que te provoca estrés y ansiedad, solo que no habías tenido tanto tiempo para ti desde que comenzaste a ser un “adulto”, y claro, el encierro tiene mucho que ver, porque deparo todo aquello que tenías reprimido, guardado por muchos años, pero también esta pandemia es tu oportunidad para resolver parte de tus conflictos internos.

Unas de las recomendaciones como especialista de la salud mental, es que en esta cuarentena COVID-19, realices actividades sumamente sencillas, y no las que demande la sociedad, es decir: • Durante la mañana realiza tus actividades rutinarias, como lo es; trabajo, actividades domésticas o actividades de tus hijos (con ayuda de todos los integrantes de la familia) • Escoge una sola dinámica para trabajar durante toda una semana, que te ayuden a sacar energía física, ya sea, ejercicio físico, algo que desees reparar, cambiar, renovar, aprender, (pueden participar integrantes de la familia). • Los momentos de ocio o “echar la flojera” son sumamente validos e importantes, opta por ver una serie, platicar por teléfono o video llamada, con amigas, familiares, el quedarte abrazado de tus hijos o pareja durante horas, es una actividad sumada a tu rutina diaria y muy valiosa, los juegos de mesa son magníficos y crean vínculos familiares. • Resuelve tus conflictos reprimidos, escoge un momento para ti sola, esto se tienes que comunicar con las personas que viven contigo, para que estén en la misma dinámica y no te interrumpan durante ese pequeño tiempo. • date el permiso de llorar, por lo frustrada que te sientes, en verdad, terminas hinchada de la cara y al final hasta te ríes de cómo te vez. • Toma una siesta para que descanses de lo exigente que eres contigo misma, o de los noticieros ¡desconéctate del mundo! • date una ducha con algunos aceites relajantes, si no tienes nada de eso, vuelve a ser niña e imagínate ¿Qué haría una niña?, y probablemente termines echando jugo de limón o de naranja en una cubeta o mejor aun adaptando una alberca pequeña como tina de baño. • rasúrate para que te sientas bien contigo misma, no tienes que andar con tocones en casa, busca ropa cómoda pero que te hagan sentir atractiva, • has una lista de las actividades que quieres realizar o aprender, y que cuentes con los recursos tanto emocionales y materiales para que se lleve a cabo, probablemente llenes todo una hoja. y por ultimo • quiero que vuelvas a repasar tu lista con este enunciando antes, “EN ESTÁ CUARENTENA NO SERÉ DURA CONMIGO MISMA”, “QUIERO…, si lo que vas a poner te causa conflicto lo tachas de tu lista. • Si en la lista final solo pusiste que quieres hacer de 1 a 4 cosas, mujer tú has aprendido a dominar tus monstruos internos. Anécdota: en mi lista solo puse que tenía que aprender a escribir monstruo, si verificar en internet.

87 visualizaciones0 comentarios