• APNL

Cómo manejar tus emociones en cuarentena.

Las emociones son propias de la naturaleza humana, sin embargo, muchas personas no sabemos qué hacer con ellas. Esta es una manera en la que te puedes apoyar.


Tiempo fuera autoimpuesto, esta es una técnica conductual, utilizada para que te generes un espacio para la reflexión, autoconocimiento y desarrollo persona, los pasos a seguir son:


1. Retírate a un lugar dónde puedas estar sin compañía por unos momentos, puede ser a una habitación del lugar en donde te encuentres. Estando ahí, dedicarás unos momentos para llevar a cabo los siguientes puntos:


2. Identifica qué emoción o emociones estás sintiendo.


3. Identifica cómo se siente esa emoción en tu cuerpo, ¿te duele el estómago, te falta el aire, …?


4. Ahora, reconoce la validez de esa emoción, es decir, tú tuviste una experiencia con la que te llevaste a sentir todo lo que estás sintiendo, dada tu historia, tu información, lo que has aprendido, así que, es válido que te sientas así.


5. Para liberar la energía que acumulaste en tu cuerpo, apóyate con algún ejercicio de respiración o puedes hacer un poco de ejercicio físico con la preparación adecuada o romper hojas de papel, lo que consideres necesario, con la condición de no dañarte, ni dañar a otros, ni objeto alguno.

Cuando hacemos los pasos anteriores, es posible que dejemos de buscar que otras personas “nos den permiso o validen" nuestras emociones, y estaremos listos para conocernos más y crecer:


6. Ahora, es muy importante que identifiques la idea o ideas centrales con las que te generaste esa emoción, es decir, cuando te enfrentaste a la situación que viviste, estuviste pensando algunas cosas, eso que estabas pensando, puede estar relacionadas con algo que piensas de ti, con algo que piensas de los demás o con algo que piensas de la situación o del mundo en general.


7. Cuando ya tienes identificada la idea o ideas centrales, es necesario que las retes, que busques en tu experiencia de vida la evidencia que tienes de que esa idea no tiene sustento. Por ejemplo, si descubro que la idea central es “no soy inteligente", observa lo que sabes de ti que no da sustento a esa idea.


8. Es posible que después de hacer cada uno de los pasos anteriores, estés en la disposición para observar que, tu reacción tiene mucho que ver con algunas ideas que tienes y que no son funcionales, y que, aprendiendo cosas nuevas, irás dejando de usar esas ideas, como consecuencia te generarás mayor bienestar. Aquí termina el tiempo fuera autoimpuesto.


Gracias por tu interés en este tema.


Por : Lic. Martha Laura Gonzalez Rocha


124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo